Juguetes científicos

 

 

Artilugios y juguetes científicos

Mecánica

Péndulo de newton
 
Consta de cinco (o más) bolas idénticas, cada una de las cuales cuelga de un par de hilos, de manera que todas ellas están en contacto y alineadas. Cuando se separa una de las bolas de un extremo y se suelta para que choque contra las otras bolas, se observa que la bola que hay en el otro extremo se pone en movimiento y alcanza la misma altura que la bola que se soltó inicialmente; mientras tanto, el resto de bolas permanece en reposo.
Este ciclo de oscilaciones, en el que alternativamente sale disparada una bola de cada extremo (mientras que las otras cuatro quedan en reposo), se repite hasta que el movimiento se detiene debido a la fricción. Independientemente del número de bolas que se liberen para iniciar el movimiento, siempre entran en movimiento las mismas bolas de cada extremo del conjunto. El comportamiento de este movimiento pendular puede explicarse aplicando la conservación del momento lineal y de la energía cinética a una secuencia de colisiones elásticas entre bolas vecinas. Puede alterarse el movimiento descrito utilizando un poco de plastilina para modificar la masa de alguna de las bolas o para hacer que se queden juntas al chocar. El nuestro lo adquirimos en Dideco por 10,34 €
Giróscopo

Los numerosos aviones de las grandes líneas aéreas vuelan con pilotos automáticos y navegan con admirable precisión alrededor del globo; los buques mantienen su estabilidad en mares agitados, y los submarinos encuentran su ruta a través de las profundidades del océano, todo gracias a un juguete infantil y a la imaginación de dos hombres: uno, el francés Léon Foucault, inventor del giroscopio en 1852; y el otro, el estadounidense Elmer Ambrose Sperry, que lo empleó en la navegación.

La utilidad de un giroscopio como estabilizador se basa en que el eje constante del mismo compensa los movimientos del barco, y reduce su tendencia al balanceo. En 1908, utilizando el mismo principio, Sperry inventó el giroscopio unidireccional, cuyo eje se mantenía orientado al norte y no era afectado por ninguna influencia magnética. Las ideas de Sperry encontraron numerosas e importantes aplicaciones: el piloto automático que, mediante un sistema de diminutos giroscopios, puede mantener el rumbo de un avión envuelto en nubes o en la oscuridad; un instrumento orientador para perforaciones, y un indicador de vuelo que señala si un avión sigue un derrotero directo o en qué medida se aparta del mismo. Este efecto puede observarse con estos giroscopios de juguete. Los nuestros los adquirimos en Dideco por 4,74 € cada uno.

Volver a otras páginas de experiencias:       Taller de Juguetes

 
Hidrogyro

El Hidrogyro es un modelo de giroscopio similar al anterior, pero con un líquido coloreado por dentro. Puede hacerse girar con gran velocidad y en su giro crea unos sorprendentes efectos ópticos. Gracias al fluido coloreado que tiene en su interior, podemos recrearnos en la contemplación de la fuerza centrífuga.

Además su pivote de sustentación posibilita hacerle girar hasta encima de la cabeza. El nuestro lo adquirimos en Dideco por 8,79 €.

Volver a otras páginas de experiencias:       Taller de Juguetes

 
Energetic
El Energetic o PowerBall es un dispositivo diseñado por la NASA para que los astronautas puedan realizar ejercicios en ingravidez. Se trata de un giroscopio dentro de una pelota, que al hacerlo girar con la muñeca puede generar fuerzas equivalentes 18 Kg alcanzando las 15.000 revoluciones por minuto.

Además aprovecha esa fuerza de giro para emitir luces y sonidos. Los nuestros los adquirimos en un bazar oriental por 3€ cada uno.

Volver a otras páginas de experiencias:       Taller de Juguetes

 
Coche con globo
Este cochecillo lleva acoplado un globo que cuando lo hinchamos y lo soltamos hace andar al coche en el sentido contrario al que está saliendo el aire. La tercera ley de newton explica claramente lo que está pasando. Cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, éste ejerce sobre el primero una fuerza igual y de sentido opuesto.

Los nuestros los adquirimos en un bazar multiprecios por 0,60 € cada uno.

Volver a otras páginas de experiencias:       Taller de Juguetes

 
Barco Pot-Pot
Este pequeño barco utiliza un sorprendente "motor de vapor", pero no tiene hélices o partes móviles. El calor proporcionado por una pequeña mecha, vela, calienta el agua atrapada en tubo metálico, cuando el agua hierve el vapor creado expulsa el agua dando un empujón.

Un poco de agua entra nuevamente y el ciclo se repite. Puede observarse la tercera Ley de Newton o Ley de acción y reacción. El nuestro lo adquirimos en Dideco por 15,30 €.

Volver a otras páginas de experiencias:       Taller de Juguetes

 

 

Volver a la página de los juguetes