Flotar y hundirse: variando la densidad del líquido
Objetivo
  • Comprobar como la variación de la densidad de un líquido varia al añadir una sal
Introducción
Si ponemos un objeto en líquidos distintos este puede flotar o hundirse según sea la densidad de los líquidos utilizados. Todos hemos observado este fenómeno cuando nos damos un baño en el mar o en la piscina. No se flota igual a pesar de que el líquido es agua en los dos, pero, ¿es sólo agua?
Materiales
Productos
  • 3 vasos grandes
  • 3 huevos.
  • Agua.
  • Sal.
Realización práctica
  • 1.- Prepara una disolución de sal (70 g) en agua (400 ml).
  • 2.- Coloca el huevo en el vaso que tiene solo agua: se irá al fondo.
  • 3.- Echa parte de la disolución preparada anteriormente en un vaso y añade el huevo: observarás como queda flotando.
  • 4.- En el tercer vaso pon un poco de agua y añade el huevo que se hundirá. Añade agua con sal, de la que ya tienes, hasta que consigas que el huevo quede entre dos aguas (ni flota ni se hunde).
  • 5.- Si añades en este momento un poco de agua, observarás que se hunde. Si a continuación añades un poco del agua salada, lo verás flotar de nuevo. Si vuelves añadir agua, otra vez se hundirá y así sucesivamente.
Huevos hundido, flotando y en equilibrio en agua con distinta concentración de sal
Precauciones
  • Para que el huevo flote hay que disolver la mayor cantidad posible de la sal en el agua.
Explicación científica
  • Sobre el huevo actúan dos fuerzas, su peso (la fuerza con que lo atrae la Tierra) y el empuje (la fuerza que hace hacia arriba el agua).
  • Cualquier sustancia más densa que el agua se hundirá porque el peso es mayor que el empuje. Si el empuje es mayor que el peso, en este caso, flotará y si son iguales, queda entre dos aguas.
  • El empuje que sufre un cuerpo en un líquido equivalente al peso del líquido desalojado, depende de tres factores: la densidad del líquido en que está sumergido, el volumen del cuerpo que se encuentra sumergido y la gravedad. Cuando la sal se disuelve en agua la densidad de este aumenta, lo que hace que el empuje que sufre el huevo sea mayor y supere el peso del huevo por lo que el huevo flota.
Curiosidades y otras cosas

De esta forma, se explica que sea más fácil flotar en el agua del mar que en el agua de ríos y piscinas porque el agua de mar tiene sal y otras sustancias disueltas en ella que la hacen más densa que el agua potable.

El Mar Muerto, ubicado en la frontera de Israel y Jordania, es el agua más salado y denso del mundo. Casi el 25 por ciento del líquido de este mar son sales disueltas, más de seis veces la cantidad que tiene el agua de mar común. Debido al clima cálido, el agua que llega al Mar Muerto se evapora rápidamente, dejando a su paso la sal. La concentración de sal en el agua es tan alta que los únicos seres vivos que pueden habitar en ella son las bacterias. Las personas flotan sin esfuerzo en el Mar Muerto porque sus cuerpos son mucho menos densos que el agua salada.

En el agua pesas menos porque tu cuerpo experimenta el empuje y pierde “aparentemente” peso. Las personas accidentadas recuperan el movimiento en el agua porque allí los ejercicios son fáciles.

Los accidentes de los petroleros provocan en el ambiente daños a menudo irreversibles: el petróleo tiene tal densidad que flota sobre el agua del mar. Cuando llega a las costas, cubre playas y acantilados y resulta casi imposible de eliminarlo. Existen sustancias especiales que se echan al petróleo antes de que alcance las costas y que hacen que se vaya al fondo donde sigue siendo un elemento contaminante, aunque menos visible.

Los botes navegan alto en las aguas densas porque tienen que desplazar menos agua para flotar. El agua salada es más densa que el agua dulce, y el agua de mar fría es la más densa de todas. Un buque que navega en mar frío con carga completa puede hundirse si pasa a mares cálidos o a ríos. Para evitar esto, los buques tienen marcadas líneas de Plimsoll o de flotación que indican el nivel de carga máximo para las diferentes cargas.

Bibliografía

Volver a la página de experiencias del taller de Física Recreativa