Construcción de una brújula
Objetivo
  • Aprender que la tierra es un gigantesco imán.
  • Construir una brújula sencilla con materiales que podemos encontrar en nuestra casa.
Introducción
La brújula es un aparato que sirve para orientarse, es decir, para encontrar los puntos cardinales. Siempre apunta a el "polo norte" y se construye colocando una aguja imantada que puede girar libremente sobre un círculo con los puntos cardinales dibujados.
Materiales
Productos
  • Imán
  • Un recipiente
  • Alfileres o agujas
  • Un trocito de porexpan
  • Papel higiénico
  • Agua
Realización práctica
  • 1.- Convertimos el alfiler en un imán frotando la aguja con el imán siempre en la misma dirección y sentido para obtener una buena imantación.
  • 2.- Pinchamos la aguja en un trocito de porexpan para que flote y la colocamos en el recipiente con agua. También podemos colocar la aguja sobre papel higiénico aprovecahando la tensión superficial del agua para que la aguja flote una vez que el papel higiénico se haya hundido.
  • 3.- Observa que la aguja apunta al polo norte. Puedes usar un trozo de hierro o un imán para desviar la aguja y verás que enseguida vuelve a su sitio, más rápido y mejor que una brújula comprada.
 
Brújula
Precauciones
  • Hay que tener mucho cuidado y no mover la mesa para evitar que el alfiler se vaya al fondo si utilizamos la segunda forma de hacer flotar la aguja. Si después de varios intentos no consigues que flote, unta el alfiler con un poco de aceite y entonces será más fácil.
  • Para que te salga bien tienes que alejarlo de los objetos de hierro, como las patas de las mesa.
Explicación científica
  • La brújula es un instrumento que sirve para determinar cualquier dirección de la superficie terrestre por medio de una aguja imantada que siempre marca los polos magnéticos Norte-Sur. Únicamente es inútil en las zonas polares norte y sur, debido a la convergencia de las líneas de fuerza del campo magnético terrestre.
  • La razón por la que la aguja de una brújula nos indica el norte y el sur es que la Tierra tiene un campo magnético y actúa como una gran barra imantada.
Curiosidades y otras cosas

La brújula fue inventada por los chinos, aproximadamente en el siglo noveno.

La primera aplicación práctica de los imanes se realizó en las brújulas, para encontrar la orientación basándose en el hecho de que la Tierra tiene un campo magnético y actúa como una gran barra imantada.

La aguja es un pequeño imán equilibrado sobre un pivote que siempre se inmoviliza a lo largo de líneas de fuerza.

El campo magnético terrestre no es simétrico, pues lo altera el magnetismo solar.

La aguja de una brújula no señala el verdadero Polo Norte, sino el polo norte magnético, situado a cientos de kilómetros del verdadero. Por tal motivo los navegantes deben hacer una corrección a esta variación de la brújula.

El hierro es fácil magnetizarlo pero pierde rápidamente su campo magnético, el acero es difícil magnetizarlo pero mantiene su campo magnético mucho más tiempo que el hierro.

La expresión perder la brújula hace referencia a perder el control.

Bibliografía

Volver a la página de experiencias del taller de Electricidad y Magnetismo